17.12.15

Voto útil, voto inútil

No hay voto más inútil que el voto útil, siempre lo digo; hay que votar a quien te convenza más y punto, sin pensar en las encuestas (¡fundamental!, personalmente creo que deberían estar prohibidas) o en tus posibilidades de representación institucional. ¿Qué más da que salga o no salga representado un partido en las instituciones si no te representa a ti? Un voto para el congreso no es una apuesta, la papeleta para el senado no es una quiniela, estás dando un apoyo real a unas ideas determinadas. Pensar que es mejor que tu voto vaya a un partido con más posibilidades aunque no defienda tus intereses es una gilipollez. Pero ante una disyuntiva como la que me presentan, personalmente, Garzón e Iglesias, con pros y contras por igual, en la que ninguno acaba de convencerme más que el otro, el cálculo político no se puede desechar sin más. Pensar quién puede aglutinar más apoyos en casos así tiene su importancia, creo...

Aunque, como buen español, me sigue tirando bastante pensar quién puede hacer más daño a mis enemigos. :-P En ese caso, la utilidad del voto puede ser decisiva. :-P

¡Decidido!

La hostia en la jeta de Rajoy me ha ayudado a decidir mi voto. A la hora de votar en su contra (soy español, voto a la contra desde 1993 —no pude votar contra González en las del 89 porque el hijoputa las adelantó nueve meses sólo para quitarme la ilusión..., bueno, y porque la había liado con una brutal reforma laboral contra los obreros*—, en plan castigador), no voy a pensar sólo a quién putear no dándole mi voto, eso no es suficiente. Supongo que los años me han hecho más cruel, así que voy a votar no sólo contra Rajoy, sino pensando en qué voto le joderá más.

* Esos que salen todavía en las siglas de su partido, sí, los de la O, supongo que por tradición, porque hace muchos años que les importamos una mierda, quod erat demonstrandum.

¿Al PSOE? No, aparte de que yo no pienso volver a votar a ese partido traidor en mi puta vida (ni olvido ni perdón), Rajoy ya ha venido a decir, más o menos, que si no le votamos a él, que votemos a Sánchez, que otra cosa sería una locura. Como si no fuera una locura votar a los que nos han aplastado y hundido en la miseria. ¡Ja! No señor, al PSOE ni agua. Es más, espero que se desplome ya del todo. Sí, soy rencoroso, qué pasa. Soy español, ya os lo he dicho.

Ciudadanos no es de izquierda, así que queda descartado, como todos los partidos de derecha, porque además de ser obrero soy consciente de serlo y tengo claro cuándo alquien quiere defenderme y cuándo quiere ayudar a explotarme. Además, no me fío ni un pelo de Rivera, no me inspira la menor confianza. Parece un timador, siempre nervioso por si le pillan.

Me queda decidir, pues, entre Izquierda Unida-Unidad Popular y Podemos. He estado en duda hasta esta mañana.

Los dos tienen cosas que me hacen tilín y que me echan para atrás. El candidato que más me gusta es Garzón, la verdad, pero creo que tiene pocas posibilidades de hacer daño a Rajoy, y hay demasiados corruptos de CCOO en sus filas (creedme, si UGT está corrupta, CCOO también; estoy harto de ver a sindicalistas de Comisiones envueltos en trajes de mil euros, con zapatos y abrigos a juego y gastando el dinero de las cuotas en paridas). Por otra parte, la tasa de tarados creyentes en pseudociencias es mayor en Podemos (IU las rechazó oficialmente en 2012 de la mano de Eparquio Delgado, a quien admiro). De hecho, es alarmante.

Pero si pienso en qué joderá más a Rajoy, está claro: un buen resultado de Podemos. Odia a Pablo Iglesias, a Carrejón y compañía con una saña tal que no me cabe la menor duda. Así que ya está.

Lo siento, Alberto; otra vez será.

17.7.15

Ah, los «poderes fácticos»... ¡Qué sonoridad!

Tengo que recuperar aquella expresión tan folclórica de los «poderes fácticos», que la echo mucho en falta.

(Es que hay gente que parece que vive en un mundo maravilloso donde los poderes fácticos ya no existen y todo el mundo hace lo que se supone que tiene que hacer sin meterse en lo de los demás. Angelitos).

El DesperTTador

El DesperTTador es una web de totalitarios estalinistas que atentan contra la libertad de expresión en un intento de que haya un pensamiento único... Ah, no, que es una iniciativa privada de ciudadanos preocupados por la desinformación de periodistas vendidos o poco profesionales. Uf, menos mal. Si fuera público, tiemblo de pensarlo. X-DDDD ¡A ver si despertamos, que estamos en 2015! Más despertadores como este es lo que hace falta.

16.7.15

¡Sorpresa!: Los políticos también tienen libertad de expresión

¿Los periodistas tienen derecho a opinar sobre los políticos pero los políticos no tienen derecho a opinar sobre los periodistas? Ah. Claro.

El político la caga y el periodista lo cuenta → Bien. El periodista la caga y el político lo cuenta → Atentado contra la libre expresión.

El político se equivoca y el periodista pide su dimisión → OK. El periodista se equivoca y el político puntualiza o matiza → ¡Liberticidio!

El político miente y el periodista lo desmiente → Libertad de expresión. El periodista miente y el político lo desmiente → ¡Totalitarismo!


De vergüenza.